Flora de mi Corazón.

Sabíais que la mayoría de las células de tu cuerpo no son tuyas..? es más, no son ni siquiera humanas….son BACTERIAS! se calcula que hay como mínimo 10 veces más de bacterias que de células humanas en tu cuerpo. (tened en cuenta que una bacteria es mucho mas pequeña que una célula humana).

Bácterias de la flora intestinal

Pero no os asusteis, si bien algunas no tienen buenas intenciones, muchas de ellas viven en simbiosis con nosotros, como las bacterias residentes de la piel que actúan compitiendo con otras bacterias que si podrían ser perjudiciales.

Pero el gran mogollón se encuentra en los intestinos, es la denominada flora intestinal. Cientos de millones de bacterias de múltiples especies distintas, que lejos de suponer un problema, son indispensables para el correcto funcionamiento del sistema digestivo. Ayudan en la absorción de nutrientes, síntesis de algunas vitaminas, etc.

Pero no es oro todo lo que reluce, un reciente estudio publicado en Nature apunta a las bacterias de la flora intestinal como posibles desencadenantes de patologías cardiovasculares.

Esta bien establecida la relación entre el incremento de los niveles sanguíneos de trigliceridos y colesterol en las enfermedades cardiovasculares, pero no se sabe mucho acerca del papel que los fosfolípidos (otra clase de lípidos) pueden jugar en estas patologías.

Lo que han descubierto es qué; bajo una dieta rica en fosfatidilcolina/colina (presente en alimentos como las yemas de huevos, la soja o los cacahuetes) el riesgo de desarrollar problemas de aterosclerosis y posteriores patologías cardiovasculares es mayor.

pero, ¿cuál es el papel que juegan las bacterias del intestino en todo esto?

formación de placas de ateroma

Las bacterias son como pequeñas fabricas, que manufacturan todo tipo de compuestos. Pues bien, entre ellos son capaces de procesar la fosfatidilcolina y la colina en trimetilamina (TMA), esta a su vez es procesada por enzimas hepáticas en oxido de trimetilamina (TMAO) y este es un compuesto altamente pro-aterogénico, es decir, favorece la aparición y posterior desarrollo de placas de ateroma pudiendo bloquear la circulación arterial.

Esto no quiere de decir que la flora intestinal provoque ataques de corazón!!! pero si que podría, en personas con ciertos factores de riesgo (genéticos y/o ambientales) que su propensión a padecer patologías cardiovasculares se agrave.

Lo que me da a entender éste articulo es la vasta complejidad metabólica de los organismos vivos, y la interdependencia que nosotros, los todopoderosos humanos tenemos de organismos aparentemente tan “poquita cosa” como pueden ser las bacterias.

Ya se han empezado proyectos para secuenciar el genoma bacteriano que convive con nosotros y que servirá para comprender ciertas enfermendades ocasionadas por la desregulación de dichas bacterias, a priori, nuestras amigas.
Articulo:

Zeneng Wang. Gut flora metabolism of phosphatidycholine promotes cardiovascular desease. Nature Volume: 472, Pages: 57–63

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Es noticia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s