Sabotaje en el laboratorio !!!

Una reciente noticia proveniente de los EEUU ha dejado en shock a la comunidad científica y ha abierto el debate sobre la gran competitividad existente entre científicos.

El estudiante pos-doctoral de origen indio, Vipul Bhrigu, saboteó reiteradamente los experimentos de una de sus compañeras de laboratorio. Y es que la historia tiene mucha miga. Al mas puro estilo CSI, la policía pudo detener al causante de los hechos que sera juzgado por los daños causados.

Os voy a relatar como transcurrieron los hechos:

Heather Ames, una estudiante de doctorado, notó por primera vez un problema con su investigación el 12 de diciembre de 2009. Como parte de un estudio sobre el receptor del factor de crecimiento epidérmico, estaba realizando un ensayo de Western Blot para confirmar la presencia de proteínas en una muestra. Es un protocolo de rutina. Pero cuando miró el resultado, cuatro de sus seis muestras parecían no tener sentido – el patrón de bandas que se espera ver en un carril apareció en otro. Cinco días más tarde, volvió a suceder. “Creo que, técnicamente podría haber sido mi error, pero es extraño que hubiese salido mal de la misma forma”, dice Ames. La única explicación que se le vino a la mente, era que las tapas donde tenia los cultivos celulares hubiesen sido intercambiadas, y de inmediato se preguntó si alguien estaba saboteando su trabajo. Para estar segura de que no fue un error suyo, escribió directamente en el fondo de las placas de cultivo a fin de que las tapas no podía ser cambiadas.

A continuación, Ames comenzó a tener otro problema adicional. Vio una proteína adicional en los carriles de la muestra, indicando que un anticuerpo extra fue añadido. Una vez más, podría haber sido un error, pero sucedió dos veces.

Algunos laboratorios son conocidos por ser hiper-competitivos, pero el laboratorio de Ross (jefe de  Ames) es un lugar pequeño. En el momento en el que Ames empezó a  darse cuenta de los problemas, solo había un  estudiante de posgrado, una licenciada , y el director del laboratorio, Katherine Oravecz-Wilson, un veterano con nueve años en el laboratorio que Ross llama “ojos y oídos” . Y luego estaba Bhrigu, un amable postdoc que se habían unido al laboratorio en abril de 2009.

Bhrigu había llegado a los Estados Unidos desde la India en 2003, y completó su doctorado en la Universidad de Toledo, Ohio. Ames decía que a ella le gustaba Bhrigu y en ese momento tenía pocas razones para sospechar de él. “Fue una de las últimas personas de la cual sospecharía”, dice.

El domingo 28 de febrero de 2010, Ames encontró lo que ella pensaba que era otro intento de sabotear su trabajo. Estaba cambiando los medio de cultivo de sus células y de inmediato notó que algo no estaba bien. Las células estaban flotando, como si hubieran sido tratadas con algún agente cáustico. Sacó la botella de medio de la campana extractora y la miró. Ondas translúcidas, como las que aparecen cuando se agrega agua al whisky, eran visibles en el medio de color rojo oscuro. Cuando acercó la nariz, el olor a alcohol era insoportable. Esto, pensó, era la prueba que necesitaba. “Evidentemente no era mi error”, dice Ames.

Rápidamente escribió un e-mail a Ross. “Acabo de encontrar pruebas bastante convincentes de que alguien está tratando de sabotear mis experimentos”. Ross se acercó y olfateó el medio también. Estuvo de acuerdo en que no olía bien, pero no sabía qué pensar.

Ames fue persistente, así que Ross informo a la universidad de los percances acontecidos. Ray Hutchinson, decano asociado, y Patricia Ward, su director, nunca se había ocupado de algo así antes. Después de varias reuniones y dos casos más de alcohol en los medios de cultivo, Ward se puso en  contacto con el departamento de seguridad pública – la fuerza de la policía de la universidad – el 9 de marzo. Se llevo a cabo de inmediato una investigación, empezando por la propia Ames que sufrió dos interrogatorios y tubo que pasar por un detector de mentiras.

A las 4:00 de la mañana del domingo 18 de abril, se instalaron dos cámaras en el laboratorio: una en la  cámara fría , y otra  encima de la nevera donde se almacenan los medios de cultivo. Ames llegó ese día y trabajó hasta las 5:00 pm. En la mañana del lunes, en torno a las 10:15, se encontró con que su medio había sido saboteado de nuevo. Cuando Ross revisó las cintas junto con Richard Zavala, descubrieron algo insólito. Bhrigu entró en el laboratorio a las 9:00 de la mañana del lunes y cogió los medios de cultivo que iba a utilizar ese día. Luego regresó a la nevera con un spray de etanol, que se utiliza normalmente para esterilizar superficies. De espaldas a la cámara, estuvo hurgando en la nevera durante 46 segundos. Ross no podía estar seguro de lo que estaba haciendo, porque no se veía bien.

Zavala acompañó a Bhrigu al departamento de policía del campus para ser interrogado. Cuando a Bhrigu se le pregunto acerca de las cámaras en el laboratorio, el post-doct pidió un vaso de agua y luego confesó. Dijo que había estado saboteando el trabajo de Ames desde febrero. (negó estar involucrado en los incidentes de diciembre y enero.)

Bhrigu ha declarado en múltiples ocasiones que se vio obligado por las “presiones internas” y que tenía la esperanza de reducir la velocidad de trabajo de Ames. Más tarde se arrepentía diciendo: “Fue una total falta de juicio moral de mi parte”.

Es verdad que, a menudo, los científicos están sometido a mucha presión. Se les evalúa en función de los artículos que publican y de ellos depende en gran medida su futuro profesional.

¿ Es realmente esta competencia beneficiosas para la ciencia? ¿ o quizás esta fomentando la falsificación de datos y el sabotaje entre compañeros?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Es noticia, Gazapos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sabotaje en el laboratorio !!!

  1. Esta historia, que como bien decís, ha traído mucha cola y está siendo muy comentada. Algunas opiniones personales:
    – No es “tan” raro que en los laboratorios haya “piques”, roces y hasta sabotajes. Como en cualquier otro trabajo, si preguntas, encontrarás multitud de situaciones similares. Quizás sorprende más esto porque se produce en un entorno al que se le supone mayor “pureza” y “altura de miras”.
    – Me hace mucha gracia que algo así haya salido en todas partes (incluido el vídeo original por cierto) porque afecta a unos pxxxs pre y postdoc. Pero puñaladas mucho más traperas y trascendentes ocurren todos los días a niveles mucho más elevados sin que nadie mueva un dedo, ni se denuncie, y con todo el mundo mirando para otro lado. Como en todas las cosas, al chavalito lo echarán, si fuera un gran jefazo, se taparía o hasta sería premiado.
    – La competencia es siempre buena en cualquier actividad. Lo que no está bien es atajar esa competencia con zancadillas y malas artes. Pero la experiencia nos dice que esa competencia, bien llevada, ha sido motor de montón de descubrimientos.

    • Lo extraño del asunto es que no trabajaban directamente en el mismo proyecto, asi que a Vipul Bhrigu no le iban a “pisar” el trabajo. Es realmente sorprendente que actuase de esa manera.
      Si que es verdad que cosas parecidas pasan en los laboratorios y todos hemos, al menos, oido algun caso, ya sea en nuestro labo o en el del vecino.
      Como bien dices; la competencia, bien canalizada, potencia la rapidez de los avances cientificos. Pero puede convertirse en un arma de doble filo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s