Mens sana in corpore sano.

célula cancerosa

El crecimiento de muchos tumores es dependiente, en parte, del microambiente que lo rodea. En él, se produce un balance de factores que actúan facilitando o inhibiendo su crecimiento. Hay varios estudios que definen bien cuales son los factores que juegan un papel importante en este microambiente, pero lo que no está claro son los efectos del macroambiente, esto es, el organismo en general y no solo la pequeña porción donde esta alojada el tumor.

Por otro lado hay un creciente interés, en el campo de la neurociencia, de como los genes y el ambiente interaccionan entre si, cómo el uno afecta y condiciona al otro, y especialmente como el vivir en un ambiente saludable, con amplia actividad física y mental y fuertes interacciones sociales influencia la estructura y función del cerebro.

Sobre la relación entre estos dos temas os quería hablar hoy, puesto que ha aparecido un   muy interesante articulo en la revista Cell sobre todo esto.

Básicamente los autores han comprobado como un ambiente enriquecedor  ayuda en la lucha frente al cáncer. Pero que entendemos por; un ambiente enriquecedor.

no parecen muy felices..

Los científicos colocaron ratones en un espacio amplio, con diversos aparatos para que hiciesen ejercicio, tuviesen buenas relaciones sociales… vamos que solo les faltaba un jacuzzi. A estos ratones se les indujo la aparición de diversas clases de tumores y el resultado fue el siguiente: Aquellos ratones que disfrutaban de ese ambiente enriquecido en contraste con otros (grupo control) que estaban confinados en pequeñas cajas (malas condiciones) desarrollaban menos tumores y el tamaño de estos se reducía. En conclusión, había un claro beneficio terapéutico al vivir en buenas condiciones y estar felices.

Ante tal fascinante descubrimiento, los científicos se apresuraron a indagar sobre los mecanismos moleculares que explicasen dicho fenómeno. La clave del proceso es un factor segregado por el hipotálamo de los ratones felices, el cual actúa sobre  el tejido adiposo blanco. Mediante su unión a receptores Beta-adrenergicos, inhibe la secreción de leptina (una hormona del tejido adiposo). Esta disminución en los valores en sangre de leptina correlaciona con la disminución en la proliferación tumoral.

éstos si parecen felices!

A menudo se les aconseja a las personas enfermas que es importante que sean optimistas y mantengan el buen humor y un alto estado de felicidad, que eso ayudará en gran medida a su curación. Pero todo esto no tenia una buena base científica. Con este trabajo se ha hecho un gran avance en el descubrimiento de como el cerebro y el estado anímico puede influenciar el porvenir de ciertas enfermedades.

A partir de ahora puede que en los hospitales, además de un cóctel de fármacos, también nos receten un par de horas de monólogos en la Paramount comedy…
Articulo:

Cao L, Liu X, Lin EJ, Wang C, Choi EY, Riban V, Lin B, During MJ. Environmental and genetic activation of a brain-adipocyte BDNF/leptin axis causes cancer remission and inhibition. Cell. 2010 Jul 9;142(1):52-64.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Es noticia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s