Medicina oriental y occidental: una fusión inteligente.

Los fundamentos de la medicina tradicional china no son de carácter científico sino filosóficos o tradicionales, así pues, los tratamientos se hacen con referencia a este marco filosófico y, por tanto, no en referencia a un estudio científico consistente que haya demostrado su eficacia. Aquí radica la principal diferencia entre la medicina occidental y la oriental. Pero quizá esta gran barrera está a punto de romperse.

En un reciente artículo publicado en la revista Science Translational Medicine, los investigadores han conseguido fusionar los ancestrales conocimientos chinos con la metodología científica moderna.

hierbas "curativas"

Unas flores denominadas peonias y una bonita flor púrpura llamada solideo o casquete (‘Scutellaria lateriflora’), junto con el regaliz y los frutos de un árbol Huang Qin Tang, es un antiguo remedio chino para tratar problemas intestinales, como la diarrea, los vómitos y las nauseas. El producto farmacológico derivado de estas cuatro plantas se llama PHY906 y ha sido desarrollado por la empresa  PhytoCeutica.

Los autores del artículo demuestran, en un estudio clínico en fase I/II, como éste compuesto es capaz de reducir la toxicidad intestinal que produce la quimioterapia con la

Irinotecan

droga CPT-11 o irinotecan.(comúnmente utilizado  en pacientes con cáncer colorectal) a la vez que también ayuda a regenerar la perdida del epitelio intestinal y disminuye la inflamación. Los investigadores también dilucidan los mecanismos moleculares por los cuales esta “medicina herbal” cumple su efecto.

Este es un magnifico ejemplo de como deberían funcionar las cosas en el mundo (y no solo en ciencia).  Coger lo mejor de dos culturas para, de un modo sinérgico, avanzar de una manera más rápida y efectiva.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Es noticia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Medicina oriental y occidental: una fusión inteligente.

  1. telomeraso dijo:

    No entiendo muy bien el trasfondo de este post. Parece como si se quisiera dar a entender que ambas medicinas, la tradicional y la científica, tuviesen igual validez y que lo más “lógico” y eficaz sería atender a ambos “principios”, el de la evidencia científica y el “espiritual-filosófico”.
    Estoy totalmente en desacuerdo. De hecho lo que demuestra este estudio es que es la evidencia científica la válida y la eficaz, puesto que sólo con el método científico podemos asegurarnos de la efectividad de un tratamiento, podemos entender su vía de actuación y hasta podemos mejorar lo que encontramos en la naturaleza.
    No es el primer ejemplo de algo así y de hecho existen multitud de fármacos desarrollados a partir de sustancias naturales para las cuales se conocía su eficacia frente a distintos problemas, pero que sólo mediante el método científico hemos podido desentrañar su mecanismo de acción y lo hemos mejorado. Natural no equivale a mejor. La corteza del sauce es muy buena, pero prefiero el ácido acetilsalicílico.

    • Tienes razón, igual no me he explicado bien. Lo que el post propone es que, hay mucho remedios tradicionales para curar/paliar sintomas, pero no se conoce su mencanismo de acción. Ahí es donde tiene un papel importante la ciencia moderna, en desentrañar cuales son la rutas bioquímicas que estan detras.
      Por eso es importante echar un vistazo atras, a los antiguos remedios tradicionales y pasarlos por el “filtro” de la ciencia, para validar cuales son validos y cuales son un fraude.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s